top of page
  • Foto del escritorCCJ

Una Gestión Aduanera Unificada de Riesgos en la UE

Actualizado: 24 mar 2020

29 de Junio de 2017 -


Se estima que cada minuto entran y salen del territorio aduanero de la UE más de 7.000 toneladas de mercancías en base a más de 500 declaraciones de aduana, con más de 100 controles aduaneros por minuto solo por ejemplo por posible usurpación de marca.


Tradicionalmente, las Autoridades aduaneras han tenido como misión principal la recaudación de derechos arancelarios entre otros impuestos. Sin embargo, la creciente amenaza del terrorismo y la internacionalización de la delincuencia organizada entre otros motivos, han llevado a las autoridades aduaneras en las últimas décadas a asumir tareas adicionales de control.


Las autoridades aduaneras colaboran activamente en las actividades de control con otras autoridades que también participan en el proceso de despacho de las mercancías así como con e.g. la Europol o con la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF).


Estos controles se realizan en base a técnicas de gestión de riesgos, cuyos algoritmos matemáticos y criterios de riesgo se guardan bajo máximo secreto por razones obvias. Estos avanzados sistemas de análisis permiten a las autoridades detectar los riesgos incluso antes de la llegada de la mercancía al territorio aduanero de la Unión.


Una de las cuestiones que más se han discutido es la falta de armonización en la gestión de riesgos en la UE y por ende la falta de armonización en los controles aduaneros y no-aduaneros, falta de armonización que en ocasiones conduce a desviaciones de tráfico hacia ciertos puertos europeos con sistemas de gestión de riesgos diferentes. No solo se trata de una falta de armonización en los criterios de determinación del riesgo sino que además hay que tener en cuenta otros factores.


Aunque existen marcos normativos comunes a nivel europeo con vistas a proteger al consumidor y al medio ambiente, en ocasiones las normativas nacionales los desvirtúan tal y como ocurre e.g. con los controles no-aduaneros de calidad industrial llevados a cabo en España por el SOIVRE, donde la lista de productos sujetos a control de calidad fue ampliada a nivel nacional a propuesta del Parlamento catalán y donde además se permite en algunos países que estos controles tengan lugar con posterioridad al levante y no en el momento en que tiene lugar el despacho de importación.



En segundo lugar, la propia efectividad del puerto de entrada o salida de la mercancía también influye considerablemente, no en el control en sí pero si en la agilidad en caso de inspección física de la mercancía. En algunos puertos marítimos es posible en caso de inspección física (aduanera o no-aduanera), que esta tenga lugar en días festivos y fines de semana previo pago de una tasa adicional por parte del importador.  


La coordinación a escala europea para conseguir un control aduanero efectivo y único contra las amenazas es un factor clave. Y esta es una de las prioridades recogidas en el Código Aduanero de la Unión en vigor desde el pasado mayo de 2016. El nuevo Código propugna una gestión unificada de riesgos a nivel europeo tal y como recogía la anterior normativa pero basada en un nuevo sistema de tratamiento electrónico de datos (sin perjuicio de los controles aleatorios) para garantizar una aplicación uniforme de los controles aduaneros, donde la información sobre riesgos se intercambiará en tiempo real entre los estados miembros, incluyendo medidas de control comunes (a parte de las nacionales o incluso internacionales) y áreas prioritarias de vigilancia.


Este proyecto se conoce como CRMF (Customs Risk Management Framework)


El CRMF reconoce expresamente el importante papel que juegan en el mantenimiento de la seguridad y en la gestión del riesgo las empresas autorizadas como Operadores Económicos Autorizados (OEA).


El intercambio electrónico de información en tiempo real entre las autoridades aduaneras de los estados miembros pretende crear un tratamiento igualitario para cualquier importador o exportador en la UE en cuanto a la gestión de riesgos y por ende en los controles.

El programa Customs 2020 incluye la implantación de este sistema común de gestión de riesgos que ya tiene aprobado Plan de Acción y presupuesto para el año 2017. El Plan de acción se divide en 22 sub planes cada uno de las cuales contiene 54 acciones. La mayoría de las acciones son desarrolladas por la Comisión o bajo supervisión estrecha de la Comisión apoyada por grupos de expertos de cada estado miembro. El proyecto tiene como deadline como su propio nombre indica el año 2020.


La siguiente pregunta sería, para cuando una gestión unificada de los controles no-aduaneros? Tiene además sentido someter en determinados países a ciertas mercancías a determinados controles no-aduaneros en un mercado único en el que la mayoría de las mercancías tras el despacho y levante aduanero pueden circular libremente por toda la UE?

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page