top of page
  • Foto del escritorCCJ

EE.UU. impone de nuevo el embargo nuclear contra Irán


Estados Unidos saca a Irán del acuerdo nuclear en lo que algunos han considerado un guiño político a Israel, sumida en violentas manifestaciones consecuencia de la reciente decisión del Sr. Trump de trasladar la embajada americana a Jerusalén

La decisión de EEUU eleva a máximos de hace más tres años el precio del petróleo: el barril de Brent supera ya los 80 USD. La Comisión europea también se ha pronunciado al respecto levantado algunas críticas


Todo arranca con el llamado Plan Conjunto de Acción Comprehensiva (JCPOA por sus siglas en inglés). Se trata de un Acuerdo nuclear firmado en el año 2015 entre Irán, EE.UU. (durante el mandato del Sr. B. Obama), Rusia, China, Reino Unido, Alemania y Francia, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, a los que se unió la UE. El Acuerdo fue firmado tras duras negociaciones que duraron casi dos años. El JCPOA fue considerado en su momento un logro histórico en la política exterior. El Acuerdo levantaba las sanciones impuestas a Irán (incluidas entre ellas el embargo), a cambio de que este limitara y controlara bajo determinados parámetros su programa de energía nuclear.


Sin embargo este mes de mayo, el actual presidente de EE.UU., el Sr. Donald Trump, ha anunciado que sacaría a su país del Acuerdo, lo que sacudió las bases del JCPOA y sobre todo, puso en peligro su aplicación y las relaciones internacionales con este país de Oriente Medio.

Con la firma del Acuerdo, Irán se comprometió a eliminar entre otros sus reservas de uranio enriquecido medio y reducir las centrifugadoras de gas. También adoptó el compromiso durante quince años de solo enriquecer uranio hasta un 3.67%, comprometiéndose a no construir ningún nuevo reactor nuclear de agua pesada, o a la conversión de ciertas instalaciones para evitar los riesgos de proliferación nuclear.


Con vistas a controlar estos compromisos, el Organismo Internacional de Energía Atómica tiene acceso regular a las instalaciones nucleares iraníes. Como compensación, se levantaron las sanciones contra Irán por parte de EE.UU, la UE y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

​El 16 de enero de 2016 (fecha de aplicación), las Naciones Unidas eliminaros algunas de las medidas restrictivas en materia nuclear, conforme a lo establecido en la Resolución 2231 (2015). El levantamiento del embargo fue positivamente recibido por la comunidad internacional y las empresas del sector privado.


Full Text of the Joint Comprehensive Plan of Action

-07/14/15 Iran Joint Comprehensive Plan of Action (JCPOA)

-07/14/15 JCPOA Annex 1 - Nuclear Related Commitments

-07/14/15 JCPOA Annex 2 - Sanctions Related Commitments

-07/14/15 JCPOA Annex 2 - Attachments

-07/14/15 JCPOA Annex 3 - Civil Nuclear Cooperation

-07/14/15 JCPOA Annex 4 - Joint Commission

-07/14/15 JCPOA Annex 5 - Implementation Plan


El Sr. Trump argumenta su decisión alegando que el acuerdo solo restringe las actividades nucleares de Irán durante un período de tiempo limitado no evitando el desarrollo de misiles balísticos, argumentado igualmente que el Gobierno de Irán fue recompensado con US$100.000 millones que pueden ser utilizados como "un fondo ilegal para armas, terror y opresión".

Las principales potencias europeas reafirmaron su compromiso con el pacto nuclear con Irán en el año 2015. UK, Francia, y Alemania han pedido al gobierno norteamericano que no obstaculice la implementación del Acuerdo.

​​

El gobierno ruso ha declarado que se siente "profundamente decepcionado" por la decisión de D. Trump. Por su parte el ministro de asuntos exteriores francés, insistió en que el Acuerdo "no está muerto". Todos los países firmantes del Acuerdo creen que Irán está cumpliendo plenamente con los compromisos adquiridos en el JCPO. Lo mismo alega la Agencia Internacional de Energía Atómica encargada de velar por su cumplimiento. Teherán, que se ha visto sacudida por violentas manifestaciones en sus calles con quemas de banderas norteamericanas y de fotos del Presidente estadounidense, advierte que si no se salva el Acuerdo, reiniciará de nuevo su programa de enriquecimiento de uranio.

Desde 2006, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha adoptado varias Resoluciones en las que se exige a Irán que deje de enriquecer uranio con fines de proliferación nuclear. Estas Resoluciones se han ido acompañando progresivamente de medidas restrictivas con objeto de persuadir a Irán en el cumplimiento de tal requerimiento. La UE aplica las sanciones de las Naciones Unidas mediante la adopción de legislación de la UE.

Además de aplicar las sanciones de las Naciones Unidas, en el último decenio la UE ha impuesto a Irán diferentes sanciones económicas y financiera tales como:

  1. Restricciones al comercio de determinados bienes: prohibición de exportar a Irán e.g. armas, productos de doble uso y productos que pudieran emplearse en actividades relacionadas con el enriquecimiento; prohibición de importar petróleo crudo, gas natural, productos petroquímicos y petrolíferos; prohibición de vender o suministrar equipos esenciales en el sector de la energía, oro, otros metales preciosos y diamantes, determinado equipamiento naval o determinados programas informáticos.

  2. Restricciones en el sector financiero: inmovilización de los activos del Banco Central de Irán y de los principales bancos comerciales iraníes con el establecimiento de mecanismos de notificación y autorización para las transferencias de fondos por encima de ciertas cantidades a instituciones financieras iraníes.

  3. Medidas en el sector de los transportes: impedimento del acceso a los aeropuertos de la UE de vuelos de transporte de mercancías iraníes, prohibición del mantenimiento y la revisión de aeronaves o buques de transporte de mercancías iraníes que transporten material o productos prohibidos.

  4. Restricciones de viaje e inmovilización de activos impuestas contra otras personas y entidades incluidas en la lista.

En enero de 2014 algunas de estas sanciones fueron suspendidas en base al JCPO. Tras la firma del Acuerdo, la UE prorrogó la suspensión hasta el 28 de enero de 2016 para conceder el tiempo necesario para acometer los ajustes y preparativos necesarios para la aplicación del JCPO.

Miguel Arias Cañete, comisario europeo de Energía y Acción Climática, expuso en Teherán las medidas adoptadas por la UE, y su compromiso de mantener las relaciones comerciales con Irán, que pide soluciones rápidas para salvar el acuerdo nuclear suscrito.

Numerosas empresas de la UE como la francesa Total dedicada al comercio de productos petrolíferos entre otros, ha anunciado que no pueden seguir invirtiendo en Irán. Por su parte, el gigante naviero danés, la Compañía Maersk, ha anunciado que cesará sus actividades de transporte de mercancías con Irán como consecuencia de la decisión del Gobierno americano aunque mantendrá los compromisos contractuales adquiridos con sus clientes hasta comienzos de noviembre, fecha en la que espera cesar sus actividades con Irán.

La Comisión Europea activó el viernes el llamado “estatuto de bloqueo” por el que las empresas europeas quedan al margen del embargo levantado por EE.UU evitando así los efectos extraterritoriales de las sanciones americanas y anulando los efectos que las decisiones de tribunales extranjeros puedan tener sobre las empresas de la Unión.

Los intercambios comerciales con la Unión Europea han superado los 9.900 millones de euros en la primera mitad de 2017, registrando un aumento del 95% en comparación con el mismo período del año anterior.

Las exportaciones persas con destino a la UE-28 han rebasado los 5.000 millones de dólares (4.185 millones de euros, aproximadamente) en el intervalo de referencia, con un repunte del 227%. Por otra parte, informa el diario económico ‘Financial Tribune’, el país importó 4.940 millones de dólares en materias primas, registrando un incremento interanual del 38,5%

El petróleo, los productos derivados del crudo y materiales afines representan la mayor parte de las ventas al exterior de Irán, con un valor total de 4.400 millones de euros.


Por países, Italia encabeza el listado de clientes –entre todos los estados europeos- durante este primer semestre, con compras por importe de 1.540 millones de euros. A continuación se sitúan Francia, Grecia y España, con importaciones de 1.260, 638,5 y 609,4 millones de euros, respectivamente.

En el caso de las compras fuera de las fronteras nacionales, el mercado iraní adquirió mercancías procedentes de la UE (productos manufacturados y químicos, fundamentalmente) por valor de 4.940 millones de euros, un montante que se traduce en un avance del 38,5%.

En relación a los principales proveedores de Irán, Alemania lidera el ranking con envíos que ascienden a 1.390 millones de euros, seguida de Italia (849,6 millones) y Francia (763,7).

Según los datos compilados por Eurostat, la agencia de información estadística del bloque comunitario, en 2016, la UE exportó mercancías al mercado persa por importe superior a 8.200 millones de euros, un 27,8% más que en 2015. Las ventas incluyeron, principalmente, maquinaria y equipos de transporte (3.800 millones, 46,2%), productos químicos (1.800 millones, 22,2%) y manufacturas (700 millones de euros, 8,8%).

Por su parte, las importaciones europeas se situaron en 5.500 millones de euros, con un importante aumento del 344,8% interanual. Por tipología de productos, destacaron los relacionados con la energía, incluidos los combustibles minerales (4.200 millones de euros), las manufacturas (400 millones) y los alimentos (300).

Posición de la UE

La Comisión Europea actúa para proteger los intereses de las empresas de la UE que invierten en Irán en el marco del compromiso sostenido con el Plan de Acción Integral Conjunto

Nota de prensa de la Comisión

18 de mayo de 2018

Tras el visto bueno de los dirigentes de la UE en la reunión informal celebrada en Sofía, la Comisión Europea ha adoptado hoy medidas para preservar los intereses de las empresas europeas que invierten en Irán y demostrar el compromiso de la UE con el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), el acuerdo nuclear con Irán.

«En Sofía, hemos visto una muestra de la unidad europea. Mientras Irán respete sus compromisos, naturalmente la UE cumplirá el acuerdo que ayudó a diseñar, un acuerdo que fue ratificado por unanimidad por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y que es esencial para el mantenimiento de la paz en la región y en el mundo. No obstante, las sanciones estadounidenses no serán inocuas. De modo que tenemos el deber, la Comisión y la Unión Europea, de hacer todo lo que podamos a fin de proteger a las empresas europeas, en particular las pymes». Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea

La Unión Europea está plenamente comprometida con la aplicación continuada, plena y efectiva del acuerdo nuclear con Irán (PAIC) siempre y cuando Irán respete también las obligaciones que le incumben. El anuncio por parte de los Estados Unidos de su retirada del acuerdo nuclear con Irán y su decisión de restablecer las sanciones puede perjudicar a las empresas europeas que han invertido de buena fe en Irán tras la firma del acuerdo. El levantamiento de las sanciones en materia nuclear constituye una parte esencial del PAIC. La Unión Europea se ha comprometido a mitigar el efecto de las sanciones estadounidenses sobre las empresas europeas y a adoptar medidas para que continúen creciendo las relaciones económicas y comerciales entre la UE e Irán que comenzaron al levantarse las sanciones. Esto solo será posible mediante la combinación de medidas que deben ser adoptadas tanto en el nivel nacional como el europeo.

La Unión Europea también sostiene el compromiso de mantener la cooperación esencial que existe con los Estados Unidos en muchos ámbitos. Los Estados Unidos siguen siendo un socio y aliado fundamental.

Tras el respaldo unánime de los jefes de Estado o de Gobierno a las propuestas del presidente Juncker y de la alta representante/vicepresidenta de la Comisión, Federica Mogherini, indicado en la reunión de dirigentes en Sofía en la tarde del 16 de mayo, la Comisión Europea ha actuado hoy en cuatro frentes:

  1. Ha puesto en marcha el proceso formal para activar el estatuto de bloqueo, para lo que se ha actualizado la lista de las sanciones estadounidenses sobre Irán que entran dentro de su ámbito de aplicación. El estatuto de bloqueo exime a las empresas de la UE de los efectos extraterritoriales de las sanciones estadounidenses, permite a las empresas obtener una reparación por el perjuicio resultante de esas sanciones por parte de la persona que lo provoca, y anula el efecto en toda la UE de las sentencias extranjeras basadas en dichas sanciones. El objetivo es que la medida entre en vigor antes del 6 de agosto de 2018, fecha en que se hace efectivo el primer lote de las sanciones estadounidenses.

  2. Ha puesto en marcha el proceso formal para eliminar los obstáculos que impiden al Banco Europeo de Inversiones (BEI) aprobar la financiación de actividades con la garantía del presupuesto de la UE fuera de la Unión Europea, en Irán. Esto permitirá al BEI apoyar las inversiones de la UE en Irán y podría resultar útil, en particular, para las pequeñas y medianas empresas. Las operaciones financieras concretas estarán sujetas a la aplicación de todas las normas y procedimientos pertinentes.

El Parlamento Europeo y el Consejo tendrán un plazo de dos meses para formular objeciones a estas medidas, una vez propuestas y antes de su entrada en vigor. Este período puede reducirse si ambas instituciones indican la ausencia de objeciones antes de la finalización del mismo. Los procesos pueden dar fin en caso de que las circunstancias políticas dejen de justificar la adopción de las medidas.

  1. Como medidas de fomento de la confianza, la Comisión mantendrá y reforzará la actual cooperación sectorial con Irán y la ayuda a este país, incluido en el sector energético y en lo relativo a las pequeñas y medianas empresas. Como primer paso, el comisario responsable de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, viajará a Teherán este mismo fin de semana. Asimismo, se movilizará ayuda financiera a través de los Instrumentos de Cooperación al Desarrollo o de Asociación.

  2. La Comisión anima a los Estados miembros a estudiar la posibilidad de realizar transferencias bancarias al Banco Central de Irán. Este planteamiento podría ayudar a las autoridades iraníes a recibir sus ingresos relacionados con el petróleo, especialmente en el caso de que las sanciones estadounidenses tengan por objetivo entidades de la UE que llevan a cabo operaciones petrolíferas con Irán.

El 8 de mayo, el presidente Donald Trump decidió que los Estados Unidos se retiraban del Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) y restablecían todas las sanciones que habían sido previamente impuestas a Irán y habían sido retiradas o suspendidas en virtud de dicho acuerdo. El restablecimiento de las sanciones estadounidenses entrará en vigor después de un período transitorio de 90 días (a más tardar el 6 de agosto de 2108) para determinadas sanciones o de 180 días (a más tardar el 4 de noviembre de 2018) para otras.

El 9 de mayo, la alta representante formuló una declaración en nombre de la UE, confirmando de nuevo el compromiso de la Unión con la continuación de la plena y efectiva aplicación del acuerdo y su determinación de trabajar con la comunidad internacional para preservarlo, siempre y cuando Irán respete sus compromisos.

El 15 de mayo, la alta representante y vicepresidenta Mogherini convocó a los ministros de Asuntos Exteriores de Francia, Alemania, el Reino Unido e Irán para tratar el anuncio y acordar un conjunto común de líneas de actuación y medidas que se han de aplicar.

El 16 de mayo, el Colegio de Comisarios debatió las posibles medidas destinadas a preservar el acuerdo y proteger los intereses europeos.

El presidente Juncker y la alta representante/vicepresidenta Mogherini presentaron las propuestas correspondientes a los dirigentes de la UE en su reunión informal celebrada en Sofía el mismo día y recibieron el respaldo unánime a esta forma de proceder.

Comments


bottom of page