top of page
  • Foto del escritorCCJ

Canarias nuevo paraíso tributario y HUB de entrada en Europa


Canarias se promociona como "paraíso tributario¨ con uno de los tipos impositivos de sociedades más bajos de Europa

Las islas Canarias por su doble característica de región insular y ultra-periférica ha visto complicado su desarrollo económico, por lo que tradicionalmente ha contado con un régimen fiscal favorable. Este régimen especial encuentra su base legal en la Constitución Española y en el Tratado de Funcionamiento de la UE basado en su condición de región ultra-periférica.

Canarias ha gozado desde hace más de dos décadas basada en esta especial situación, de un régimen económico privilegiado con respecto a península, conocido como REF (Régimen Económico y Fiscal de las Islas Canarias). Este régimen ha sido modificado en diversas ocasiones para hacerlo aún más atractivo.

La ZEC (Zona Especial Canaria) se creó en el marco del REF en 1994. El objetivo era y es atraer inversión para diversificar la economía de la región. Hasta el 2015 los avances habían sido muy limitados, por lo que se decidió reformar la regulación para hacer de Canarias un territorio más ventajoso desde un punto de vista fiscal.

La ZEC es una zona de baja tributación que tiene por finalidad promover el desarrollo económico y social del archipiélago y diversificar su estructura económica, por lo que está abierto a empresas que operan sólo en determinados sectores no maduros en las Islas.


El ZEC establece ventajas fiscales en forma de reducción del tipo de gravamen del Impuesto de Sociedades, de exención fiscal sobre dividendos e intereses pagados, de ciertas exenciones del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPAJD) y de ciertas exenciones del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC), este último homólogo al IVA.

Tras la reforma legislativa y la mejora de las condiciones ofrecidas, incluidas las del ZEC, Canarias se promociona ante posibles inversores internacionales como un nuevo HUB por excelencia con una tributación fiscal super-reducida a efectos del Impuesto de Sociedades (4%).


A esta ventaja se unen otra serie de deducciones, desgravaciones y ayudas que hacen del archipiélago un verdadero paraíso para empresas multinacionales.

Las compañías que se establecen en Canarias pueden ahorrar hasta un 84% en el Impuesto de Sociedades en comparación a lo que les hubiese correspondido pagar en el resto de España y casi un 90% menos de lo que hubieran tenido que liquidar en otros países de la UE tales como Alemania o Francia (aunque el tipo efectivo en tales países es bastante más bajo por lo que la diferencia real no sería tal, aún así la ventaja de Canarias es más que evidente). Se estima que la fiscalidad del ZEC ha atraído hasta finales del 2016 a más de 500 empresas a Canarias con una creación de casi 5.000 nuevos puestos de trabajo.

El Consorcio del ZEC canario, promociona al archipiélago como un “centro de negocios” con acceso privilegiado a Europa y a África dada su proximidad.

Canarias desde un punto de vista de tributación indirecta goza también de diversas ventajas.

Aunque es parte integrante del territorio aduanero de la UE y por lo tanto está sometida en principio a los mismas políticas comerciales comunes que el resto de los estados miembros que conforman la unión aduanera europea, goza de determinados privilegios en materia aduanera como e.g. exenciones arancelarias a la importación sobre determinados productos destinados a procesos de manufactura en las islas.

Las islas no son parte del territorio IVA de la UE. En su lugar, tienen un impuesto indirecto sobre el consumo similar al IVA, aunque con importantes diferencias, conocido como IGIC (Impuesto General Indirecto Canario). Este impuesto tiene unos tipos impositivos que difieren de los aplicados en el IVA en península y con grandes diferencias como la del régimen de comercio minorista.


Destaca otro tributo conocido como AIEM (Arbitrio sobre Importaciones y Entregas de Mercancías). El AIEM grava la producción e importación de bienes estableciendo al mismo tiempo reducciones y exenciones aplicables a determinados productos destinados a procesos de fabricación local. El AIEM afecta a cerca 200 códigos de la Nomenclatura Combinada con un tipo general aplicable del 5 %, 15 o 25% dependiendo de la mercancía y algunas exenciones.

A esto hay que añadir el régimen de ayudas conocido como REA (Régimen Especial de Abastecimiento de las Islas Canarias). El objetivo del REA es garantizar el abastecimiento a las islas de productos esenciales para el consumo local, la transformación y su utilización como componentes agrícolas, con la intención de aminorar los costes generados por la lejanía de las islas. El REA otorga exenciones sobre los derechos arancelarios a productos originarios de terceros países y concede ayudas a la introducción en las islas Canarias de productos originarios de la unión aduanera de la UE. Las mercancías que se benefician de este régimen están limitadas a las necesidades de abastecimiento que se fijan anualmente mediante unos planes de previsión donde se cuantifican las necesidades reales de productos para el consumidor final y la industria canaria, ya sea para su transformación incluido su acondicionamiento para la venta local como el re-envasado o re-etiquetado, la exportación o re-expedición a otro estado miembro de la UE.

Los impuestos especiales también presentan importantes diferencias con respecto al resto de la UE pues Canarias no forma parte del territorio europeo a efectos de impuestos especiales no siéndole de aplicación por tanto las Directivas comunitarias sobre esta materia. En Canarias no es de aplicación el Impuesto Especial sobre Hidrocarburos, el Impuesto Especial sobre las Labores del Tabaco o el determinados Impuestos sobre Bebidas Alcohólicas. Canarias ha regulado estableciendo tributos propios y tipos impositivos diferentes por medio del Impuesto sobre Combustibles Derivados del Petróleo y del Impuesto sobre las Labores del Tabaco.


Sin embargo la Ley de Impuestos especiales española, Ley 38/1992, introduce una excepción en relación a Canarias, considerándola parte del territorio a efectos de impuestos especiales en su artículo 3 en relación a los Impuestos sobre la Cerveza, sobre Productos Intermedios y sobre el Alcohol y Bebidas Derivadas, estableciendo que serán exigibles en las islas Canarias de acuerdo a lo regulado por Ley.

Un paraíso para start-ups


Uno de los sectores que Canarias quiere atraer es el de las 'startups', para hacer de Canarias la nueva “California de Europa”

Las start ups son compañías de nueva creación que presentan grandes posibilidades de crecimiento y dotadas de un importante elemento tecnológico, normalmente asociadas a Internet o TIC

Canarias aparte de su baja fiscalidad, ofrece otras importantes ventajas a las startups deducciones de hasta un 75,6% por inversiones en I+D+i o ayudas en forma de créditos oficiales de hasta el 60% del proyecto o por medio de préstamos participativos con ayuda de la empresa pública Sodecan



Rolls Royce en Tenerife

Rolls Royce Marine (dedicada a ofrecer soluciones de energía y propulsión para la industria aeroespacial, marina o energética) se instaló en Tenerife tras la reforma de 2015. La multinacional ha establecido en las Islas Canarias un HUB de reparación naval atraída en gran medida por la ubicación geográfica de las islas y el nuevo régimen fiscal


El archipiélago se beneficia además de la existencia de Zonas Francas.

Las Zonas Francas son áreas dentro del territorio aduanero comunitario, donde se puede e.g. almacenar, transformar o vender mercancía sin aplicación de impuestos indirectos o sin la aplicación de medidas de política comercial aduanera.


En Canarias existe una zona franca en el Puerto de La Luz y Las Palmas en Gran Canaria y otra en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife. Estas zonas francas gozan de una ubicación estratégica de primer orden, al encontrarse situadas en enclaves con conexiones directas marítimas con los más importantes puertos africanos o europeos.

Hablamos de paraíso tributario y no de paraíso fiscal porque un paraíso fiscal es algo muy diferente. La clasificación más conocida de paraísos fiscales es la que realiza la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). El primer listado elaborado por la OCDE está fechado en junio de 2000 e incluía a 31 países. En 13 años la lista se ha actualizado en diversas ocasiones.

Es la falta de transparencia fiscal entre otros motivos lo que convierten a una región en paraíso fiscal. Canarias se ha convertido así en un paraíso tributario (que no paraíso fiscal) figurando entre las regiones de destino preferente en inversiones offshore.

Comments


bottom of page